Your BPM & Workflow software
in the Cloud with Aurazure

AuraPortal Your BPM & Workflow software

Your BPM & Workflow software in the Cloud with #AuraPortalCloud
tecnología-ponible-y-bpm
06 agosto 2015

Un futuro saludable para la tecnología ponible y el BPM

Este post también está disponible en: Inglés

La combinación de un iBPMS (Suite de Gestión por Procesos Inteligente) y la tecnología “ponible” (wearable) tiene el potencial de transformar el ámbito sanitario. En artículos anteriores hemos visto cómo las nuevas tecnologías, y en particular el Internet de las Cosas, se utiliza cada vez más para mejorar muchas industrias incluido el sector financiero y la agricultura y hemos vislumbrado cómo de eficientes pueden funcionar las Smart Cities (ciudades inteligentes). Gracias al increíble potencial ofrecido por el incremento de los dispositivos ponibles, la nueva tecnología también podría ser la mejor solución para el sector sanitario.

Los ponibles se llevan como accesorios o incluso incorporados en la ropa o en el cuerpo, como se muestra en la imagen inferior. Son capaces de recoger y transmitir los datos de salud directamente desde el cuerpo del usuario.

WEARABLES BPM

*¿Estarías interesado en llevar o usar tecnología ponible, suponiendo que sea de una marca en la que confías, que ofrece un servicio que te interesa?

Las implicaciones de los ponibles en la salud no se limitan únicamente a la investigación clínica, de hecho, si se combinan con los iBPMS adecuados, los Ponibles pueden mejorar considerablemente muchos aspectos de la salud. Por ejemplo se pueden utilizar como herramientas móviles en las tareas administrativas para lograr procesos de flujo de trabajo más eficientes o para ayudar a los transportistas de los pacientes y los planificadores de emergencias. Algunos dispositivos se usan para informar a los pacientes de los tratamientos, las citas, los consejos, también pueden recordarles tomar sus medicamentos o incluso dar instrucciones sobre cómo hacer ejercicio mejor, etc.

Durante el concurso “El desafío de los ponibles en el ámbito sanitario” de abril de 2015, en la que los invitados explicaron cómo usarían los ponibles para beneficiar a los pacientes, los médicos y trabajadores en el sector sanitario, se demostró el enorme potencial de la tecnología en esta industria. Un finalista habló de cómo los ponibles podrían ayudar a las personas con autismo, fomentando el contacto visual, ayudándolas a descifrar las emociones y proporcionarles mecanismos de supervivencia cuando detecten una señal de estrés elevado.

El ganador del ponible más innovador demostró cómo garantizaría el cumplimiento y la calidad de la rehabilitación ortopédica en casa. El dispositivo anima a los pacientes a hacer los ejercicios y asegura la precisión técnica mediante el uso de sensores de movimiento para seguir el movimiento del miembro durante el ejercicio, con el objetivo de lograr el tiempo de recuperación óptimo del paciente a la vez que reduce el coste de la atención quirúrgica posterior.

Otros ganadores incluyeron el uso de los ponibles para mejorar la gestión de las enfermedades crónicas, el uso de iTermómetros para descubrir la temperatura “normal” de cada paciente, y un dispositivo personalizado para ayudar a la gente con Alzheimer o demencia a orientar que también funciona como un dispositivo de localización GPS con sistema de alarma.

A lo largo de 2015 se desarrollarán muchos productos innovadores, incluidos un dispositivo para supervisar y gestionar el asma, una píldora que transmite a los médicos la información vital de los pacientes en tiempo real e incluso un sujetador con sensores para rastrear la salud mamaria y alertar de la posibilidad de cáncer. De hecho, las posibilidades son ilimitadas.

La Tecnología Ponible sin duda tiene un potencial increíble que sólo se puede lograr cuando se combina con una Suite de Gestión de Procesos Inteligente (iBPMS) como AuraPortal, que puede alinear aplicaciones a través de una amplia variedad de tipos de dispositivos, integrar los flujos de trabajo preexistentes y garantizar la optimización continua y la flexibilidad necesaria para transformar el ámbito sanitario. El resultado es una reducción drástica de los errores, una mejora en la atención al paciente, un tratamiento personalizado y, en general, una mayor eficiencia.