Your BPM & Workflow software
in the Cloud with Aurazure

AuraPortal Your BPM & Workflow software

Your BPM & Workflow software in the Cloud with #AuraPortalCloud
smart-city
08 mayo 2015

Smart City: La ciudad inteligente

Este post también está disponible en: Inglés

Smart City es un concepto emergente y por tanto sujeto a constantes revisiones, traducido literalmente como Ciudad Inteligente al español, se refiere a un tipo de desarrollo urbano que utiliza la alta tecnología para conseguir un desarrollo sostenible capaz de responder a las necesidades básicas de la población.

Actualmente se considera ciudad inteligente cuando sus inversiones promueven la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos. Todo ello mediante un desarrollo económico-ambiental duradero y sostenible, con un gobierno participativo, una gestión inteligente y reflexiva sobre los recursos naturales, así como un buen aprovechamiento del tiempo de los ciudadanos.

Para conseguir estas mejoras la tecnología es imprescindible. Internet de las Cosas es un gran aliado para conseguir los objetivos de las ciudades inteligentes, y es que mediante la interconexión de dispositivos a través de Internet y una buena gestión por procesos es posible automatizar infinidad de tareas del día a día de una ciudad. Consiguiendo mediante esta automatización un ahorro de tiempo y recursos, que hacen que la ciudad sea mucho más eficiente.

La eficiencia es la máxima meta de las ciudades inteligentes.

El concepto de Smart City se basa en tres pilares básicos a conectar entre sí;

Personas – Procesos – Tecnología

internet-of-things-smart-city

De este modo, una ciudad inteligente se apoya en las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) para conseguir un desarrollo económico-sostenible  donde infraestructuras, comunicaciones y capital humano convivan de forma armónica. La evolución tecnológica ha sido y será un gran aliado en el desarrollo de las ciudades en su conversión a ciudades inteligentes. Desde aspectos más comunes en dichas ciudades, como cámaras de videovigilancia, lectores de tarjetas en el metro o contadores de tiempo en los semáforos, hasta sensores de movimiento para el ahorro de luz en el alumbrado público son mejoras que ya son una realidad gracias a la tecnología y la visión del concepto de ciudades inteligentes.