Your BPM & Workflow software
in the Cloud with Aurazure

AuraPortal Your BPM & Workflow software

Your BPM & Workflow software in the Cloud with #AuraPortalCloud
iot-ioe
03 junio 2015

Del Internet de las Cosas al Internet de Todo

Este post también está disponible en: Inglés

Ambos conceptos se basan en la conectividad. Internet de las Cosas ha sido un concepto puntero pero fugaz, ya que Internet de Todo ya ha llegado, término que va más allá que el primero.

Internet de las Cosas es un concepto que se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos con Internet. Alternativamente, Internet de las cosas es el punto en el tiempo en el que se conectarían a Internet más “cosas u objetos” que personas. Internet de Todo (IoE por sus siglas en inglés) no es más que la evolución de Internet de las Cosas donde, además de cosas e Internet, se añaden procesos y personas. De este modo, todo está conectado y la inteligencia se multiplica.iot-ioe

El Internet de las Cosas consigue objetos inteligentes gracias a su conexión con Internet, mientras que el Internet de Todo consigue además de objetos inteligentes, que estos influyan de manera muy positiva en la efectividad y eficiencia en la vida de las personas, aumentando su calidad de vida. Un ejemplo serían las ciudades inteligentes, donde cámaras de seguridad hacen que monitorizar el estado de las calles sea mucho más fácil, las aplicaciones de tiempos de espera para el transporte urbano nos permiten saber la hora exacta a la que llegaremos a nuestra cita, se pueden monitorizar las unidades de riego para los parques de forma que no se use más agua de la necesaria…

Un ejemplo cercano de la utilidad del Internet de Todo es el de las lámparas e iluminación de nuestro hogar conectados a Internet. IoT nos permitiría controlar las luces de una manera remota, pero el IoE podría ir más allá y tener a nuestro proveedor del servicio informado acerca de las estadísticas de tiempos de conexión de las luces, además del consumo. A su vez, mediante analítica automatizada, pueden generarse planes más económicos y optimizar los horarios en los que tener la luz encendida. De la misma forma, sistemas de calefacción o aire acondicionado, de limpieza, electrodomésticos, etc.

La gran ventaja de tener analíticas y estadísticas de uso de todos los productos y servicios es que estudiándolas se puede conseguir ahorrar dinero y optimizar el uso, el tiempo y demás.

A nivel empresarial, Internet de Todo tiene el potencial para automatizar la mayoría de los procesos que hoy en día son manuales. Las aplicaciones de estas tecnologías son cada vez más prometedoras, y se estima que las empresas generen ganancias mundiales equivalentes a más de 613 millones de dólares cada año. Ganancias provenientes de empresas de todo el mundo que aprovechan Internet de Todo para aumentar la eficiencia de sus operaciones y ofrecer mejores experiencias a sus clientes.

Estar al día en las últimas tendencias tecnológicas determina en gran medida el nivel competitivo de nuestra empresa. Hoy en día, las empresas que no realicen una Transformación Digital óptima en su campo, tendrán muy difícil su supervivencia.

Internet de Todo es ya una realidad, pero aún emergente.

Por ahora sólo un 1% de las cosas están conectadas, lo cual supone un gran mercado por explotar. Actualmente, ese 1% de cosas conectadas corresponde a 7.000 millones y se prevé que llegarán a ser 50.000 millones en 2020, un crecimiento exponencial que no hace más que confirmar el futuro de esta tendencia. De acuerdo con un informe realizado por Lopez Research, la mejora de eficiencia de un 5% en una pequeña planta eléctrica puede ahorrar más de 200.000 dólares al año y esa mejora de eficiencia podría producirse mediante la aplicación de dispositivos inteligentes. Estos datos despiertan el interés de la aplicación de esta tecnología en diversos ámbitos como las ciudades (smart cities), Hospitales (monitoreo de pacientes proactivo), servicios públicos de energía (planes de ahorro mediante dispositivos)…iot statitstics

Dicho esto, lo cierto es que no se puede pasar de un entorno sin digitalizar al extremo de conectarlo todo. Por ello, sabiendo que ya se puede llegar hasta ese punto y cuáles son las tendencias del mercado, las empresas deberían optimizar sus procesos orientados hacia lo digital, y mantener la mente abierta en cuanto a nuevas tecnologías que pueden suponer ventajas para sus productos y, sobre todo, un añadido para el cliente que compra sus productos.